sábado, 31 de marzo de 2012

Echarte de menos ya forma parte de mi rutina.

Y sí, puedo decir que te echo de menos a cada momento, que aun teniéndote a 10 cm te sigo echando en falta, que se me acelera el corazón de saber de que lo que vea al girarme puedas ser tú. Te echo de menos y créeme que la espera se me hará eterna. Tus abrazos, sí, esos que hacen que se pare el tiempo, tus risas y tonterías que tanto me gustan. Estés donde estés, a miles de kilómetros te echaré de menos, cada minuto. Esto, una cosa de dos y si uno falta esto no sigue, quédate, aquí, conmigo, para siempre, quisiera detener el tiempo porque simplemente es por ti por quien me enfrento a lo que se ponga por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario